Introduce tu búsqueda

¿Hay solución para los dientes torcidos en niños?

¿Hay solución para los dientes torcidos en niños?

Tradicionalmente se ha pensado que acudir al dentista sin todavía tener los dientes definitivos no es fundamental, pero esta creencia está muy lejos de la realidad. Los tratamientos de ortodoncia infantil tienen un papel de prevención fundamental a la hora de evitar los dientes torcidos en niños y, sobre todo, de cara a favorecer un correcto desarrollo de la mandíbula y de las piezas dentales definitivas. Por ello, es muy importante que se habitúen a ir al dentista desde pequeños.

La ortodoncia permite corregir la posición de los dientes torcidos y detectar posibles anomalías en el crecimiento mandibular que podrían provocar algunos desajustes mucho más difíciles de subsanar cuando sean mayores.

 

Tipos de ortodoncia infantil: ortodoncia preventiva e interceptiva

La ortodoncia preventiva se encarga de actuar antes de que se presenten irregularidades. Se suele utilizar en niños con edades comprendidas entre los 4 y los 6 años, y pretende pronosticar posibles desviaciones como dientes torcidos o prevenir cualquier otro tipo de alteraciones relacionadas con la mordida.

La ortodoncia interceptiva, en cambio, tiene como objetivo solucionar problemas que ya existen, relacionados con el crecimiento de la estructura dentaria y mandibular del niño, y así evitar dientes torcidos u otros problemas durante su desarrollo.

 

¿Cómo corregir dientes torcidos en niños?

Es fundamental llevar al niño al ortodoncista antes de los 6 años. Estar pendientes de su evolución podría ser de gran ayuda de cara a prevenir futuros problemas dentales que se podrían agudizar si no se tratan a tiempo.

En estas visitas, el ortodoncista recomendará el tratamiento más adecuado según el grado de apiñamiento dental y sus necesidades en función de la edad.

 

¿Qué técnicas de ortodoncia para niños existen?

Los tratamientos de ortodoncia para solucionar dientes torcidos son mucho más efectivos en niños por el simple hecho de que, al encontrarse en la etapa de crecimiento, se pueden corregir deformidades de la estructura ósea de la boca que más adelante no sería posible sin la necesidad de recurrir a cirugía.

La ortodoncia infantil permite mejorar la mordida y prevenir futuros dientes torcidos, sobre todo de cara a cuando erupcionen las piezas definitivas, consiguiendo resultados precisos de una manera más sencilla y prematura.

Como explicábamos anteriormente, los tratamientos de ortodoncia preventiva suelen estar orientados a pautas o recomendaciones del ortodoncista, muchas veces relacionadas con aprender a mantener una correcta posición de la lengua al tragar e incluso al respirar. Malos hábitos de este tipo suelen llevar a maloclusiones o provocar la aparición de dientes torcidos que pueden prevenirse gracias a un diagnóstico precoz.

Además, estas técnicas muchas veces van acompañadas de aparatos removibles, en algunos casos de uso nocturno, para que el desarrollo de la dentadura tome el camino correcto. Todo ello puede evitar dificultades dentales en la adolescencia.

Las técnicas de ortodoncia interceptiva suelen utilizarse en niños un poco más mayores para solucionar problemas de mordida o de malposición dental que ya existen. En estos casos se pueden emplear aparatos fijos, una técnica mínimamente invasiva que dura pocos meses, y que resulta muy cómoda para solucionar problemas de dientes torcidos en niños con unos resultados inigualables.

Sin duda, la ortodoncia infantil es un método eficaz que garantiza tener una bonita sonrisa en el futuro sin complicaciones y de una forma cómoda y segura.

En nuestra clínica dental de Torremolinos contamos con un amplio equipo de profesionales que diagnosticarán y guiarán el proceso dental del niño, facilitando los tratamientos de ortodoncia mejor adaptados a su caso. ¡Ven a visitarnos!